En la vida, como en el cine, confluyen miradas, puntos de vista  y enfoques que nos permiten percibir el mundo de manera diferente.